Tener siempre dinero disponible te ofrece una línea de crédito

Todos aveces nos vemos afectados al no tener siempre dinero disponible. Aquí te explicaremos como funciona una línea de crédito.

Tener siempre dinero disponible es igual a línea de crédito 

Si tienes una cuenta corriente ya dispones de una línea de crédito, esta permite que siempre tengas dinero disponible y así evitar el sobregiro en ocasiones que no cuentes con saldo en tu cuenta principal. Así como a fin de mes debes pagar los sueldos a tu equipo de trabajo, pero tus proveedores aún no te han depositado, es aquí donde podrías utilizar tu línea de crédito.

El monto que tendrás disponible en tu línea de crédito será aquella que hayas pactado con tu banco, de acuerdo a tus necesidades y condiciones, este monto lo podrás utilizar de forma parcial o total, todos los meses o sólo una vez, está a tu disposición, ¡Pero recuerda que es en caso de imprevistos!

¿Cómo funciona la línea de crédito?

Si en algún momento no tienes el saldo suficiente para cubrir tus obligaciones puedes utilizar el monto disponible en la línea de crédito, claro que luego debes pagarlo. Este pago sólo se hace por los días que utilizas el dinero con los intereses y otros cargos.

· Los intereses son cobrados de acuerdo a los días y al monto utilizado y son cercano a la Tasa Máxima Convencional (TMC).

· El impuesto de timbre y estampillas, es cobrado por el banco para ser entregado a la Tesorería General de la República.

·  El seguro de desgravamen, el cual se cobra aun cuando no utilices la línea de crédito, va entre 0,1% y el 0,5% anual del monto aprobado.

¡Recuerda! Que el pago de la línea de crédito debes realizarlo de forma manual, no es automático, evita intereses innecesarios.

En caso que veas que tus obligaciones requieren que utilices constantemente la línea de crédito quizás lo que más se adecua a tus necesidades es pedir un préstamo. ¿En qué se diferencian? El préstamo es un monto en dinero que te da el banco, que utilizas en su totalidad y con un plazo establecido de pago donde se amortiza tanto capital como intereses, además será más conveniente para tu bolsillo, ya que los intereses son menores.

La línea de crédito te da tranquilidad de poder afrontar tus obligaciones en todo momento, pero debes tener en cuenta que no es necesario que la utilices en su totalidad, si te parece que es muy alta puedes pedir una reducción para así controlar tus sobregiros y utilízala solo en caso de emergencia.

 

Visualiza el comportamiento de tu negocio www.organizame.cl

Proyecta tus movimientos de dinero a 6 y 12 meses
Proyecta tus movimientos de dinero a 6 y 12 meses

 

Comparte esta nota!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

1 Comment

  1. Pingback: ¿Cómo funciona una tarjeta de crédito? - OrganizaMe Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *